viernes, 13 de diciembre de 2013

Compromiso de permanencia

Hubo un tiempo en que se tenía la percepción de que los teléfonos móviles eran gratis. Si, es cierto. Hoy en día eso ya está prácticamente superado y vemos un móvil como si un portátil o un televisor se tratase... pero no siempre ha sido así.

A finales de los 90, con la llegada de la tecnología GSM de la mano de Movistar y Airtel se desató una guerra por conseguir clientes... y los móviles eran "gratis".


Ese "gratis" escondía un compromiso de permanencia en el operador , unas tarifas elevadas y una cuota de línea. Es decir, llamases o no, tenías una cuota mensual por disponer del servicio de 2.000 de las antiguas pesetas (+IVA), aproximadamente 15 euros.

Con la llegada de los nuevos operadores (Orange, Yoigo) y, sobre todo, de los operadores virtuales como Simyo, Pepephone, Másmovil, etc el mundo de la telefonía móvil ha dado un giro radical.

Las tarifas han bajado muchísimo. Por apenas 18 euros, casi lo que costaba aquel mantenimiento de línea, puedes tener una tarifa plana de llamadas e internet. Algo impensable hace 15 años.

En nuestra tienda de móviles libres llevamos desde el año 2003 vendiendo teléfonos móviles libres. Antes, y ahora, nuestros principales clientes son personas que no desean atarse a ninguna compañía.

Saben que las tarifas, con el paso del tiempo, mejoran. Que sus necesidades cambian. Que no pueden comprometerse 24 meses con un operador porque no saben que tipo de tarifa necesitarán dentro de dos meses. Por eso optan por la libertad que da un móvil sin ataduras.



Tenemos todo tipo de clientes, pero hay dos casos que nos han llamado poderosamente la atención.

En primer lugar, el caso de Alicia. Es una profesora universitaria de 35 años que viaja con frecuencia al extranjero por motivos laborales y pasa largos períodos de tiempo fuera de su casa.

Nos contaba que necesitaba un móvil libre porque, de ese modo, en Estados Unidos o en el Reino Unido puede seguir usando su móvil de siempre, pero con una tarjeta de el operador que más le convenga allí.

Además, cuando se marcha, suelen ser varios meses y "veía una tontería pagar una cantidad equis de euros durante 4 o 5 meses por una línea que no voy a usar" nos comentaba Alicia. "Al final de año es una cantidad considerable y no están los tiempos para tirar el dinero" , nos dice.

De esa manera, al no tener un compromiso de permanencia, cuando no está en España activa un tipo de tarifa que no conlleve gasto mensual "normalmente con pepephone" nos indica. "Internet me ayuda a buscar siempre la mejor opción, e igual que busco un vuelo o un hotel pues también lo hago con las tarifas del móvil", apunta esta simpática andaluza.

El otro caso es el de José Luis. Este asturiano de 43 años era trabajador autónomo y adquirió en nuestra tienda un móvil para su mujer cuando extravió el suyo "no quería más permanencias y opté por un móvil libre" dice.

Hasta hace poco, José Luis, trabajaba distribuyendo productos lácteos. "El móvil era mi principal herramienta de trabajo, necesitaba una tarifa con muchos minutos" nos dice. "Ahora, con la crisis, muchos clientes han cerrado, los pedidos han bajado y ya no resulta rentable... entre la furgoneta, el pago de impuesto de autónomos y, sobre todo, el precio del combustible hace unos meses lo dejé y me fui a trabajar como asalariado a la empresa de un familiar. El sueldo es mucho menor, pero tengo seguridad y menos gastos."

Con lo que no contaba José Luis es con su compromiso de permanencia. Tenía una tarifa muy alta en un contrato de empresa que le permitía hacer un elevado número de llamadas al mes, tanto a él como a su mujer, a la que tenía dentro del mismo contrato.

"Me queda permanencia hasta Febrero en una de las líneas y hasta Junio en la otra, en cuanto se terminen me portaré a una OMV, no quiero volver a estar atado nunca más. Con el dinero que estoy pagando al mes de móvil, sin prácticamente usarlo, podría pagar actividades extra escolares de mi hija que ahora no me puedo permitir. Es como una hipoteca. Las permanencias deberían estar prohibidas."
Esto no es más que un ejemplo de lo que puede beneficiarnos un móvil libre. La libertad de elección de tu compañía cuando tú quieras, la libertad de utilizar la tarjeta que quieras, no te imponen cuotas ni consumos mínimos, eres tú quien decide lo que quieres pagar. Eso es un móvil libre.

Movil21 - Almacén del Móvil, C.B.
Telefonía Móvil Libre



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada